Descubriendole

Descubriendo mi camino con Cristo

¿A quién creer?

En una sociedad donde la tecnología es el gran avance y las relaciones humanas se convierten en caracteres. Donde la vida se resume en actualizar estados, desahogarse en 140 letras y mensajes de texto. Cuando la noticia llega más rápido que un alerta. ¿Gracias a esto dejamos de creer?

En quienes confiamos en un principio nos van fallando cada día. A la luz salen pleitos, desmadres, problemas y situaciones que nos hacen desconfiar en aquellos que se supone que confiamos. Todo nos falla, menos algo: la tecnología. Si, eso que nos ha llevado al avance pero también al fracaso. Ya no sabemos cómo contestar en una conversación, quizás nos hemos olvidado hasta como hacer eso. No es que todo sea malo con la tecnología, nosotros somos quienes fallamos.

Preferimos escribir todo lo que nos sucede en varios twits o “status”. Preferimos que TODO el mundo lea todo lo que nos pasa, comenten y quien sabe si lo comparta con desconocidos. Escogemos vivir pegados a la vida de todo el mundo sin vivir la nuestra. Te haz preguntado, ¿en quién creo? No es en ese amigo/a que solo conoces por web. ¿En quién crees?

Te miraste al espejo esta mañana y piensas: ¿quién soy? ¿porqué estoy?. Quizás tu dijiste: “estoy más gordo/a” y te buscaste mil defectos. ¿Por Qué? Porque crees que debes ser y estar como todo lo falso que vemos en web. Si lo FALSO. Hay muchos que crean su vida y viven otra cosa. ¿En quién creen? En la mentira.

Y tú, ahora lees esto. Te olvidaste de creer, te fallaron y quisiste borrar esa palabra de ti. Somos humanos, se nos ha olvidado eso… lo HUMANO. Parecemos máquinas, vivimos como máquinas dependientes de la tecnología para VIVIR. Pero, ¿esa tecnología te hace creer? Esa tecnología tiene fin. La luz se va y no funciona, se te acaba la pila y no encuentras el cargador, se sobrecarga y deja de funcionar… ¿en eso crees?

Hace un tiempo alguien nació, creció, vivió y murió… sin tecnología ha prevalecido. Su luz no se apaga, no usa pilas y cargó algo más pesado que cualquier cosa… y sigue funcionando. Su mejor historia está en un libro y sus mejores relatos los podemos escuchar si nos disponemos a CREER. Necesitamos ver para creer y a veces vemos pero estamos tan ciegos que no creemos. ¿A quién le crees? A la tecnología, a un ciber amigo o a aquel que hace más de 2000 años sigue viviendo y hablando por un medio tradicional: el Evangelio. Y tú, ¿le crees?

“…dichosos los que no han visto y han creído”- Juan 20: 29

Advertisements

Single Post Navigation

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: